Idea de decoración para su casa

¡Cuando ves un lugar cada día, termina por gustarte cada vez menos! Si antes, la decoración interior de nuestra casa nos hacía vibrar, con el tiempo, puede que no tengamos la misma sensación. Así que, si empiezas a aburrirte con todo lo relacionado con el diseño interior de tu casa, ahora es el momento de darle un cambio de imagen con algunas ideas creativas.

Encontrar el estilo de decoración adecuado

Antes de tomar una decisión, debe comenzar por identificar sus elementos clave que seguramente constituirán la base de su proyecto de diseño interior. Por ejemplo, si tienes muebles de madera ligera, cuero o con telas (lino o algodón), o muebles con pies de compás, cuadros o carteles gráficos y coloridos, objetos de metal, seguidores y latón… con estos artículos, puedes crear tu estilo de decoración escandinava. Luego, puedes investigar sobre los diferentes estilos de decoración (clásico, zen, diseño, industrial, vintage, rústico, glamour, moderno…) Sobre todo, tómate tu tiempo para leer los diferentes blogs de la web. Al mismo tiempo, toma nota de lo que más te inspira. Y si no sabes qué estilo elegir, o si simplemente dudas entre 2 estilos diferentes, ¿por qué no los mezclas para obtener aún más originalidad? Especialmente si tienes diferentes piezas para decorar. Por supuesto, mezclar varios estilos al mismo tiempo sin duda hará que el interior de su casa sea más auténtico, más vivo y más completo.

Empieza por elegir el color que realzará tu decoración

El color puede ser visto como la base de su decoración. Es más, refleja inmediatamente su personalidad. Por lo tanto, antes de elegir tal o cual color para sublimar el interior de su casa, debe hacer algunos análisis previos: encuentre el o los colores que más se adhieran a su piel, o que integren efectivamente la luminosidad, los elementos arquitectónicos, etc. Para empezar, puede agrupar las imágenes de las decoraciones con el color que más le atraiga. Entonces, basado en esto, puedes desarrollar una paleta de colores que mejorará tu decoración. Si quieres, también puedes referirte al estilo de decoración que has elegido para ayudarte en la elección de los colores. Por ejemplo, si te apasiona el diseño escandinavo, deberías buscar colores claros: predominantemente blanco (en varias declinaciones) con algunos tonos de gris, beige, azul cielo y colores pastel.

Sobre todo, date el gusto

Para crear un interior que te refleje y te haga vibrar, puedes dejar espacio para tu creatividad. Entonces, aunque seas un perfeccionista, confía en tus instintos mientras te diviertes, por supuesto. Sobre todo, concéntrese en la simplicidad en lugar de pensar en algo sofisticado: «¡menos es más! «También es esencial ser paciente, aunque el deseo de aportar un toque de frescura a su decoración interior le presione día tras día. Con un poco de tiempo, reflexión, investigación, prueba y error, seguramente encontrará una idea precisa de su estilo de decoración. Y si tiene el presupuesto necesario, también puede recurrir a un decorador profesional para poner todas las posibilidades de su lado.